IMPORTANCIA DE LA EDUCACIÓN NUTRICIONAL DURANTE EL TRATAMIENTO DE LA OBESIDAD

Por Lorena Van der Berg Gomez.

Actualmente, una de las enfermedades que está presente en un mayor porcentaje a nivel mundial y es a su vez la causa de otros padecimientos crónicos es: la obesidad.

A la par del incremento del porcentaje de población obesa, se han desarrollado muchas propuestas basadas en estudios científicos para atacar esta pandemia, desafortunadamente ésta también está representando un “gran negocio” para muchos que prometen cosas imposibles de llevar a cabo en muy poco tiempo y por supuesto, sin bases éticas ,como lo son: los muchos productos milagro, tratamientos poco seguros para la salud del paciente, miles de equipos que aseguran una disminución de peso y grasa, etc., y todo siempre con el menor esfuerzo posible. El mercado se ha saturado de tal forma que, muchas personas han llegado a confundirse entre lo que es bueno y lo que no, entre lo saludable y lo extremo, entre lo científico y lo falso. Es por eso que, el profesional de la salud (médico, nutriólogo) especialista en control de peso, tiene más responsabilidades de las que podamos imaginarnos, ya que su labor no sólo es la de brindar un tratamiento ético y seguro a los pacientes, sino también de proporcionarles la información suficiente y con bases científicas, para que, en determinado momento, el paciente pueda vivir sin la dependencia de “una dieta”, que sea capaz de elegir entre los alimentos que benefician su salud y son suficientes para una buena alimentación y los alimentos cuyo consumo frecuente lo llevará a desarrollar un sin fin de enfermedades.

El plan de alimentación y (en algunos casos específicos) los medicamentos son sumamente importantes para el tratamiento, pero deben estar acompañados de la educación nutricional, considerando que la obesidad no es una “enfermedad que se cura” cuando el paciente logra sus objetivos, si no que, es una condición cuyo control depende de los hábitos que se tenga y la base más solida para crear hábitos y mantenerlos es la educación.

Algunos de los temas que en lo personal, considero importante tratar con los pacientes son: los grupos de alimentos, tamaño de las raciones, ambiente familiar, laboral y social y su relación con la alimentación, desmitificación de algunas creencias populares y preparación de algunos platillos saludables.

Grupos de alimentos: Muchos pacientes tienen poco conocimiento o bien, confusión sobre algunos alimentos y a que grupos pertenecen, (por ejemplo, algunos creen que la papa y el elote son verduras) es por ello, que, con el apoyo de material didáctico (como el plato del bien comer, trípticos o algún otro con el que contemos) debemos enseñar a los pacientes cada grupo de alimento y sus características más relevantes. A las personas les es más fácil asimilar información cuando se le muestra con imágenes.

 Tamaños de las raciones: En algunos planes de alimentación saludables, se manejan los gramos, mililitros, etc., lo cual para algunas personas es bastante útil, pero para otros resulta difícil de manejar, ya que no pueden pesar los alimentos o incluso, tienen una “distorción de medidas” (lo que para algunos es pequeño, para otros es grande o mediano), es por ello que, muchos nutriólogos y/o médicos, cuentan con tazas medidoras, cucharas, platos, etc., que muestran durante la consulta; pero también, se puede hacer uso de cosas sencillas como: una pelota de baseball para describir, por ejemplo, el tamaño de la naranja que menciona su plan de alimentación o una taza de verdura, la parte superior del dedo pulgar para describir una cucharadita o bien, un paquete de cartas (juego) o la palma de la mano para describir raciones de carne ,etc.

Ambiente familiar, laboral y social: La buena alimentación no es una moda, no debe realizarse sólo durante un periodo determinado de tiempo o peor aún, convertirse en “un intento más” para bajar de peso. Es por eso que, más que algo temporal, debe transformarse en un hábito, así que, la participación de la familia es muy importante en el tratamiento del paciente, ésta debe comprender la importancia de mejorar la calidad de los alimentos a nivel familiar, procurar consumir los mismos platillos y que el paciente no se sienta “aislado” del resto porque está “a dieta”.

De igual forma, resulta importante conocer el ambiente laboral de nuestros pacientes, si comen en algún lugar cercano al trabajo, enseñarles que pueden elegir y en que cantidad, o bien, que comida pueden llevar consigo o de igual forma, si en su trabajo pueden realizar una caminata después de la comida, subir escaleras, etc., para promover el incremento de la actividad física.

Así mismo, la educación nutricional, debe considerar que el paciente forma parte de una sociedad, donde la comida representa un elemento muy importante durante la convivencia, por ello, es importante sugerir las cantidades y tipo de alimentos que se pueden elegir al asistir a una reunión.

Desmitificación de algunas creencias populares:Es importante, mantener una comunicación con nuestros pacientes, sobre dudas y creencias que éste tenga (por ejemplo: algunas personas creen que los productos “light” no contiene calorías y por ello se les puede consumir en cualquier cantidad, lo cual es completamente falso) , pero la mayoría de los casos, es importante resaltar que: no existe tratamiento ético y seguro que haga que se disminuya peso y/o grasa en periodos cortos de tiempo y que para lograr nuestros objetivos, debemos contar con una alimentación saludable y un plan de actividad física y/o ejercicio.

Preparación de algunos alimentos: A partir de mostrar a nuestros pacientes, como son las raciones y que cantidad le corresponde a cada uno de ellos, podemos invitarlos a tratar diferentes preparaciones en casa o bien, durante la consulta preguntarle que otros platillos podría hacer con las raciones de su plan de alimentación, así, el paciente, amplia sus platillos.

Toda esta información, se puede dar poco a poco y sobre todo, la comunicación que logremos entablar con nuestros pacientes y la participación de éstos son factores sumamente importante para el éxito de un tratamiento, ya que de alguna manera, todo se está adaptando para que el proceso sea lo más fácil posible, personalizado y sobre todo, basado en el conocimiento científico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: