Gardnerella Vaginallis. Una epidemia desconocida.

Empezaré por decir que el moco cervival (flujo femenino) carece de olor.  Una mujer sana tiene un flujo hialino completamente inoloro. Sin embargo algunas personas creen que el olor a “pescado” del flujo vaginal es normal y esto se debe a la ignorancia en el tema y a la prevalecia de una infección asintomática (en la mayoría de los casos), causada por una bacteria llamada Gardnerella Vaginallis.

Las secreciones vaginales normales se caracterizan por ser:

  • Inodoras.
  • Claras o blancas.
  • Viscosas.
  • pH ácido < 4,5.

¿Por que utilizar la palabra epidemia? En realidad existe controversia en varias fuentes literarias, con respecto a considerar a G. vaginallis una bacteria de transmision sexual o no. Se cree que G. vaginalis es una bacteria que forma parte de la flora normal de una mujer, sin embargo la recurrencia de una vaginosis bacteriana (VB) causada por esta bacteria es de mayor prevalencia en mujeres que tienen relaciones sexuales sin condón y las mujeres sexualmente inactivas son afectadas con poca frecuencia. Incluso es importante que el tratamiento farmacológico incluya a la pareja sexual, ya que de otro modo no habrá éxito en el tratamiento.

G. vaginalis produce succinato, que es necesario para la proliferación de los anaerobios. En las mujeres con VB, la concentración de G. vaginalis es de 100 a 1 000 veces más alta que la de mujeres que no padecen de esta enfermedad.

Muchas pacientes se quejan de una descarga vaginal excesiva o que mancha su ropa interior y que tiene un olor fétido a pescado. La causa del olor es la producción de aminas debido a las múltiples bacterias en la vagina. El olor fétido puede ser más marcado después de una relación sexual por dos causas:

  1. El moco cervical  contiene hidróxido de potasio que favorece la secresion de aminas por G. vaginallis. 
  2. El fluido seminal alcalino favorece más el mal olor.
 Olor o prueba de aminas. Las aminas (trimetilamina, putrescina y cadaverina) son producidas por la flora vaginal mezclada y se detectan cuando las secreciones vaginales se mezclan con hidróxido de potasio en la platina de un microscopio o cuando una torunda con secreciones vaginales se sumerge en un tubo de ensayo que contiene hidróxido de potasio. El olor de amina, que recuerda el olor a pescado, se produce cuando una gota de descarga se mezcla con una gota de hidróxido de potasio al 10 %. No se produce este olor en ausencia de VB. El olor de amina puede encontrarse en mujeres con trichomoniasis. La prueba de amina empleada sola predice el diagnóstico de VB en forma exacta en el 94 % de las pacientes.
La VB no es un síndrome nuevo pero sí una enfermedad ya reconocida. Es el tipo de infección vaginal más común en todo el mundo entre las mujeres en edad reproductiva y representa cuando menos 1/3 de todas las infecciones vulvovaginales. La VB es un síndrome clínico polimicrobiano que se distingue por una secreción vaginal anormal y una alteración de la ecología microbiana normal de la vagina con desplazamiento de la flora lactobacilar.La importancia de todo esto es que cada mujer debe revisar de manera periodica su flujo vaginal, mas aun cuando es sexualmente activa y aun en ausencia de síntomas.
Tabla 3. Tratamiento contra G. vaginalis

Medicamento Dosis Duración
Metronidazol 500 mg oral (2 veces al día) 7 días
Clindamicina crema 2 % 5 g intravaginal al acostarse 7 días
Metronidazol gel 0.75 % 5 g intravaginal (2 veces al día) 5 días
Régimen alternativo
Metronidazol 2 g oral Dosis única
Clindamicina 300 mg oral 7 días

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: