De negligencias médicas y ¨yo soy #17¨

Un articulo Original del Dr. Santamaria Molina Salvador Jose que vale la pena leer.

A manera de prologo quiero que se entienda que en México los médicos de instituciones publicas viven situaciones deplorables, los sueldos son malos y las jornadas largas, ni siquiera pueden aspirar a una alimentación digna ya que los comedores de dichos hospitales son paradójicamente insalubres, los cuartos de descanso de médicos no me atrevo si quiera a describirlos y todo esto no justifica una mala practica medica, sin embargo impacta en el desempeño de un medico por que es un ser humano. Tenemos la contraparte, los medicos que están en hospitales privados, incluso dueños de fundaciones, con todos los lujos y todo el tiempo necesario para poder dar una atención de alta calidad a sus pacientes y no lo hacen, por el contrario se convierten en mercenarios cuyo interés por la salud y la ciencia se ha tornado en ambición, tal es el caso del Dr. Enrique Graue, del cual ya hemos hablado en el articulo ¨Enrique Graue corrupción en medicina y negligencia médica¨. http://wp.me/p1OCra-3t 

En definitiva existen casos que deben ser analizados pero lo mas importante es que el gobierno atienda las necesidades de los hospitales, es imposible atender a pacientes cuenco en oacasiones no hay material básico como son suturas o el aparato de rayos X no funciona. 

 

Es momento de hablar.
Todos hemos visto ya el video de este señor abogado que ha perdido a su hijo y que explica, bueno nos explica a detalle las razones que tuvo para ejercer una demanda penal en contra de un grupo de colegas médicos en la ciudad de Guadalajara.
Es mas que obvio que dicho video no es ninguna argumentación de carácter medico, mas bien se interpreta como una clara manifestación de poder, si, de yo puedo, y pude vengarme , pues no es otra cosa que eso, una venganza. Envestido en un saco o peor una bata blanca, tras un amplio escritorio y frente a una extensa colección de libros nos pretende vender una imagen de conocimiento, dignidad mancillada, pseudo-sabiduría medica y que yo sin ser psiquiatra catalogaría mas bien con rasgos de megalomanía, hablando con un lenguaje medico marca Wikipedia y una redacción digna de un capitulo de la “Rosa de Guadalupe” o de un melodrama de Juan Osorio.
Sin embargo esto no debería sorprendernos tanto, después de todo, dicho video no va dirigido a la comunidad medica, al menos no directamente, sino al grueso de la población general, a nuestra sociedad, si esa misma con un promedio de escolaridad de secundaria, embriagada de futbol, fan de las comedias del “canal de las estrellas” y lectora fiel del TVyNovelas, y con un mensaje claro y contundente: yo no puedo revivir a mi hijo, pero si puedo vengar su muerte contra esos médicos “asesinos”.
Y así, cobijado por la dama ciega que en nuestro país es además muda, sorda y tristemente discapacitada y que en manos de un sistema judicial cansado de fallar en traer ante si a los reales criminales de nuestro país, narcotraficantes, secuestradores, asesinos, ladrones, políticos corruptos y sacerdotes pederastas , pues, simplemente voltea su mirada hacia el área medica, donde basta una denuncia, un mal proceder, una mala interpretación, hasta una falta de empatía para que se cace al medico como a un judío en la época de la inquisición o a una bruja en Salem.
Este video, y en general este caso en particular a nosotros como médicos debe mostrarnos algo real, y que nos negamos a reconocer, que cada día, nuestros pacientes, por quienes estudiamos, sacrificamos, tiempo, salud, familia, todo, pueden llegar ser nuestros peores enemigos.
Es cierto, hay quien dirá que no es así, que en general nuestro trabajo se reconoce y agradece, es cierto, mientras las cosas van bien así es, pero poca es la gente que tiene la madurez necesaria para aceptar que las cosas no siempre pueden ir así y la realidad es que basta con solo uno a quien no le parezca algo para que arruine nuestra vida y carrera.
¿Existe alguien que crea que estos médicos han tenido una vida de criminales despiadados? En 5 años en promedio de carrera profesional y atendiendo y ayudando a cerca de 1000 seres humanos al año, ¿Acaso todos ellos han sido victimas de su furia criminal?
Que si el paciente llego en malas condiciones, que si hubo complicaciones en la colocación de las líneas centrales, que si requirió varias laparotomías por desarrollo de isquemia intestinal y que si al final nada parecer coincidir con la necropsia y su rimbombante diagnostico de tuberculosis intestinal son temas que en realidad no son ni discutibles entre el gremio medico sobre todo aquellos que hemos estado frente a este tipo de pacientes alguna vez en nuestra carrera, ASI ES LA MEDICINA.
No es bonita, no es matemáticamente perfecta, ni pulcra como se ve en “Grey´s Anatomy”, NO, esta llena de sangre, de orina, de sudor, de vomito, de excremento, de secreciones hediondas, de cirugías dramáticas, de cortar, suturar, puncionar, taladrar, martillar, atornillar, de dar tratamientos que provocan, dolor, diarrea, vómitos, caída de cabello todo por un bien mayor, para salvar la función y la vida de una persona, es a resumidas cuentas una lucha sin cuartel por la vida de una persona, con decisiones y medidas terapéuticas dramáticas, plagadas de riesgos pero necesarias y muchas veces insuficientes, porque aun hoy, nadie ha vencido a la muerte. ¿O creen que la gente se va a curar con lucecitas de colores?
Eso es lo que se hace en un hospital, en cualquier hospital en el cualquier lugar del mundo. ASI ES LA MEDICINA.
Y no es poca cosa, la sobrevida del ser humano se ha duplicado en 100 años, existe cura para enfermedades de las que nuestros bisabuelos murieron y hay tratamientos nuevos para enfermedades incurables que mejoran la calidad de vida de las personas afectadas por ellas, la mejoría de las técnicas quirúrgicas ha hecho posibles cosas el día de hoy que eran imposibles hace 25 años, pero el costo ha sido alto, ¿o creen que los primeros trasplantes de corazón fueron exitosos? Que todos a los que se les abrió el pecho como pollos para reemplazar su corazón por otro y que siguiera con vida lo hicieron? ¿Es que esos médicos los primeros que lo hicieron se le acuso de “Impericia” por que sus pacientes se acabaron muriendo y están pudriéndose en la cárcel?
NO, hoy son los maestros de la medicina.
Si las personas que no son médicos creen que eso es demasiado, que el costo es demasiado para si mismos o sus familiares, simplemente son libres de buscar su salud por otros medios, con piquetes de abeja, beber su propia orina, ozonoterapia, “limpias” etc. buena suerte con ello.
Es sin lugar a dudas este caso, todo lo que lo envuelve, la difusión de este video en las redes sociales es algo que como médicos debe dejarnos muchas enseñanzas, y debe de obligarnos a establecer mejores y mas efectivos protocolos de seguridad en nuestro quehacer diario, protocolos de seguridad para protegernos a nosotros mismos.
Los consentimientos informados son imprescindibles desde el ingreso del paciente, siempre firmados por el familiar responsable, y con firmas de testigos y explicando todos los riesgos del paciente. Si, en este caso había consentimientos informados firmados por el padre según se refiere, y de poco sirvió, pero es peor no tenerlos.
En mi opinión para aquellos médicos residentes en formación, pasantes e internos de pregrado, los mas desprotegidos, por su inexperiencia, la recomendación es NO realizar ningún procedimiento ni establecer ningún tratamiento, sin la indicación y supervisión de un medico adscrito y sin un consentimiento firmado especificando la condición de medico en formación ya sea general o de especialidad, Claro el problema es que no en todos los turnos de todos los hospitales de todas la especialidades de todo el país hay siempre un especialista adscrito, menudo problema.
Es cierto, y entonces como médicos en formación ¿como van a aprender o a adquirir experiencia y destrezas que lo hagan mejores médicos el día de mañana?, la respuesta es simple: No las van a tener y eso lo van a pagar los pacientes a largo plazo.
Además este “burocratismo” al que la situación actual nos orilla, es un factor de perdida valiosa de tiempo en la atención del paciente, pero esto se reduce a algo simple: ellos o nosotros. 
La Medicina Heroica, personificada cabalmente por Cantinflas en aquella película “El Señor Doctor” esta muerta, si es que alguna vez existió.
La decisión es individual, si alguien decide hacerlo en una actitud heroica, se debe tener en cuenta que nadie, ni el paciente, ni el familiar, ni mucho menos la institución para la que brindan el servicio se los va a reconocer, de acuerdo al sentido que llevan las cosas es casi una conducta etiquetable como “kamikaze”.
Este es el precio a pagar, es el éxito de este señor abogado, logro “justicia” ¿pero a que precio? ¿Cambio algo? Yo creo que si, pero no necesariamente para bien.
Seguro alguien podrá pensar que ese hospital esta mucho mejor deshaciéndose de 16 “criminales” de alta especialidad de su plantilla , yo no estaría tan seguro, ¿quien los va a reemplazar? ¿Médicos con mas experiencia? Obviamente no, nadie en su sano juicio ingresaría a esa área, después de todo esto, entonces, seguramente médicos mas jóvenes con menor experiencia y menos capacitados, en cuyas manos quedaran el numeroso contingente de pacientes que quedaron a la deriva y con una presión mayor sobre sus inexpertos hombros.
¿Y que hay de los demás Médicos que ahí quedaron?, seguramente en una situación nada envidiable, con menos personal mas carga de trabajo, mayor presión y estrés laboral y sobre todo miedo… miedo que imposibilita al medico a tomar decisiones radicales privando al paciente de posibilidades, porque simplemente los riesgos, para el medico, son inaceptables.
A fin de que no se nos acuse de negligentes o ineptos por no diagnosticar algo tan “común” como una tuberculosis abdominal, pues tendremos que solicitar todos los estudios que se nos ocurran. Pues el miedo al error diagnostico generara gastos onerosos en infinidad de estudios innecesarios, costos, que bueno, la sociedad tendrá que pagar.
Hay quien dirá que entonces los médicos no estamos bien preparados ni somos seguros de nosotros mismos, que no confiamos en nuestros conocimientos… yo diría: en quien ya no confiamos es en nuestros pacientes.
La queja siempre común es la “deshumanización” del medico, bueno, como humanos nos enfermamos, estamos felices, tristes, alegres, deprimidos, tenemos familias, hijos, colegiaturas, hipotecas, accidentes y mil cosas mas que impiden que siempre podamos ser enteramente empáticos ni sonrientes… quizás las personas prefieran maquinas mas “Humanas” que no sientan nada, que atiendan 30 personas al día sin fatigarse física ni emocionalmente y que siempre sonrían y digan cosas bonitas…
La Medicina nace de la vocación de ayudar no de dañar, nace de los libros pero se aprende, se mejora y se alimenta de la experiencia diaria; las destrezas quirúrgicas, y diagnosticas requieren años de practica pero como todo cualquier otro tipo de actividad humana esta sujeta al error, mismo que conlleva aprendizaje.
Porque un error diagnostico o terapéutico en una vida, puede salvar muchas mas en un futuro.
Si el ser humano no esta dispuesto a pagar los costos de este aprendizaje, la medicina en si no tiene razón de ser.
Felicidades señor abogado, logro Justicia, al subir su video a las redes sociales ha logrado instigar a un pueblo hambriento de ella y lleno de ira y rencor hacia las instituciones en contra de un grupo de profesionistas dedicados por vocación al bienestar humano, y esta poniendo los clavos del ataúd de la confianza en la relación medico-paciente, sin la cual, simplemente no hay nada. Nos ha enfrentado, Felicidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: